ES | CAT
Noticii_Ninosdelparaiso_bcn_1920x818_02.jpg

La Obra cumbre del cine francés

La película se estrenó en París justo después de la liberación y estuvo en cartel durante 54 semanas consecutivas y Cines Verdi tiene el gusto de rescatarla para sus Dijous d'Imprescindibles este próximo 12 de Marzo

Siempre que se habla sobre Los niños del paraiso de Marcel Carne hay que empezar por el milagro de su creación. Seleccionada en Cannes como la mejor película francesa de todos los tiempos, con un presupuesto superior al de cualquier cinta francesa anterior, "Les Enfants du Paradis" fue rodada en París y Niza durante la ocupación nazi y estrenada en 1945.

Sus sets a veces tuvieron que ser movidos entre los dos. ciudades Su diseñador y compositor, judíos buscados por los nazis, trabajaban desde la clandestinidad. Carne se vio obligado a contratar colaboradores pro-nazis como extras; no sospechaban que estaban trabajando junto a combatientes de la resistencia.

Los nazis prohibieron todas las películas de más de 90 minutos de duración, por lo que Carne simplemente hizo dos películas, confiando en poder mostrarlas juntas después de que terminara la guerra. La película se estrenó en París justo después de la liberación y estuvo en cartel durante 54 semanas consecutivas. Se dice que juega en algún lugar de París todos los días.

Un momento de la película"
Sinopsis

Ambientada en el mundo teatral parisino de 1840, narra la tormentosa historia de amor entre la actriz Claire Reine, conocida bajo el nombre de Garance, y el célebre mimo Baptiste Deburau. Un romance en el que se entrometerán otros personajes, ya que Lacenaire, Frédérick Lemaître y el riquísimo conde de Monterrey pretenden a Garance; por su parte, la fiel, cariñosa y desgraciada Nathalie vive enamorada de Baptiste. Aunque las vidas de ambos transcurren por caminos diferentes, el destino terminará por unir este amor imposible.

Biografía Marcel Carné, hijo de un ebanista, entró al cine como asistente de Jacques Feyder. A los 25 años dirigió su primera película Jenny (1936). Colaborando con el escritor Jacques Prévert, el decorador Alexandre Trauner, el músico y compositor Maurice Jaubert y el actor Jean Gabin, se convirtió en el gran director de la era de la preguerra del cine francés con un estilo de realismo poético. Durante la ocupación de Francia por la Alemania nazi, trabajó en la zona del gobierno de Vichy haciendo de Los niños del paraíso (1945), una clara parábola antinazi y un clásico del cine francés de todos los tiempos. Después de haber sido confrontado con un juicio por purga, continuó filmando, pero ninguna de sus películas posteriores pudo estar a la altura de sus obras anteriores.


Comparte en redes sociales